No es tiempo de sermones

La maldad produce dolor

 

No cabe duda que son tiempos difíciles, tiempos de crisis, tiempos de dolor y aunque nos de trabajo reconocerlo tiempos de maldad. Lo sucedido hoy es un reflejo de nuestros tiempos, si bien hay un culpable identificado, aun están obscuros los motivos, sus problemas, sus excusas; quizá nunca lleguemos a conocerlos en realidad. Mientras estamos en época de Navidad, en ese periodo Adviento donde recordamos el tiempo donde las promesas se hicieron realidad, pero reconocemos que la luz de Jesús aun no alumbra a toda persona, mientras encendemos nuestros árboles o hacemos compras para navidad, mientras unos podrían continuar como si nada los afectara …

Hoy hay una ciudad que sufre, que llora y que busca respuestas en relación a la masacre de la escuela en Newtown Con. Donde 20 niños y 8 adultos (incluyendo al asesino) han muerto.  Lo último que necesitamos hacer es sermonear a quienes preguntan porque o inclusive llegan a hacer la pregunta: ¿Dónde estaba Dios? O ¿Por qué Dios permite este tipo de cosas? Hay una verdad  que conocemos y una respuesta a ese tipo de preguntas: Hay pecado en el mundo por la desobediencia del hombre, también la Biblia declara que Satanás gobierna (temporalmente) este mundo 1 Juan 5:19 y el y sus huestes de maldad está realmente activas 1 Pedro 5:8. Este tipo de horrendos hechos es una prueba de ello, Pablo previno a Timoteo respecto a este tipo de situaciones 2 Timoteo 3:1 ¡Pero lo último que debemos hacer es sermonear!

En el Capitulo 12 de Romanos Pablo da una instrucción que deja pocas opciones: “Lloren con los que lloran”, así que no pongamos una coraza a los sentimientos o sobre espiritualicemos la maldad del acto, simplemente podemos llorar con los que lloran. Hoy un presidente notablemente conmovido lloro frente a las cámaras mientras exponía la situación y se unía al dolor de los familiares y amigos de quienes perdieron la vida. Nuestro Señor Jesús lloro cuando enfrento situaciones que merecían lagrimas, “cuando llego cerca de la ciudad, lloro por ella” Lucas 19:41 y en uno de los maravillosos pasajes del sermón del monte dice “doblemente felices los que lloran porque ellos podrán ser consolados” Mateo 5:4. Entonces una reacción como la de Cristo seria llorar con los que lloran, llorar por aquello que nos causa dolor como lo sucedido el día de hoy y de alguna manera que no alcanzamos a comprender, el nos dice que podremos ser consolados.

También en lugar de sermonear podemos orar. Siempre es oportuna la oración y sabemos que si oramos de acuerdo a la voluntad de Dios el nos escucha. ¿Por qué orar? Por supuesto por las familias que sufren y por quienes no alcanzan a comprender lo sucedido, por los niños inocentes que a tan corta edad perdieron su inocencia al presenciar esta masacre, por aquellos que buscan respuestas en los lugares equivocados. Siempre debemos orar para que el amor de Dios llegue a todos los hombres mediante el mensaje de Jesucristo y esa reconciliación que se experimenta por la gracia de Dios. Podemos orar para que quienes caminamos en fe no nos desanimemos cuando vemos este tipo de situaciones.

Finalmente, en este tiempo de Navidad donde el mensaje del ángel a los pastores fue: «No tengan miedo. Miren que les traigo buenas noticias que serán motivo de mucha alegría para todo el pueblo. Hoy les ha nacido en la ciudad de David un Salvador, que es Cristo el Señor. Lucas 2:10-11 a cada uno de nosotros quienes gozamos de esa paz que el mundo no comprende y de ese amor incondicional que no merecemos, que nosotros seamos el instrumento de Dios mediante el cual un mundo adolorido y que sufre pueda conocer las buenas nuevas de Jesucristo, en quien tenemos salvación por quien podemos vivir con esperanza y con quien un día reinaremos por la eternidad.

Mi compromiso es no sermonear, pero si llorar, orar e intentar ser un instrumento de Dios para consolación.

Pastor Jorge L. Garcia

This entry was posted in Uncategorized and tagged , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *